Durante una entrevista que concedió el reconocido productor musical Quincy Jones al medio Vulture mientras promocionaba un nuevo documental de Netflix, se atrevió a decir que The Beatles “son los peores músicos de la historia”.

¿Hay alguien en todo el mundo que crea esas palabras?

Si, Quincy Jones, pues más tarde le dijo al periodista David Marchese que los Beatles “eran unos malditos que no sabían tocar. Y Paul McCartney: el peor bajista que habia escuchado jamás”.

Y todavía se atrevió a decir: “¿Ringo? Ni me hables de él”.

Pero la cosa no paro ahí, también fueron víctimas de su lengua mordaz U2, Michael Jackson y hasta Donald Trump.

Con U2 fue más suave el veneno: “Quiero a Bono con todo mi corazón, pero hay demasiada presión sobre la banda”, comentó Jones.

El trancazo mayor llegó cuando le dio varias patadas estilo Van Damme a la carrera del ícono del pop Michael Jackson al que le produjera varios de sus exitosos discos.

“Odio decir esto públicamente, pero Michael robó mucho. Robó muchas canciones. State of Independence y Billie Jean. Las notas no mienten, hombre. Era tan maquiavélico…”.

Y para variar, Mr. Trump no salió bien librado de semejante torbellino de declaraciones del afamado productor. Durante la entrevista reveló que Trump es un “Cuello rojo ignorante. Trump les está diciendo lo que quieren escuchar. Solía salir con él. Es un loco hijo de puta. Limitado mentalmente, megalómano, narcisista. No lo soportaba. Solía salir con Ivanka… tenía las piernas más bonitas que había visto en mi vida. Y el padre equivocado”.