internet4 (1)--644x362

Nacida en el Laboratorio de Investigación Naval de los estados Unidos, TOR (The Onion Routeresta), es una  plataforma que permite ocultar la dirección IP, así como otros datos clave para averiguar la identidad del usuario o crear páginas invisibles para navegadores como Firefox o Chrome a través del dominio “.onion”.

TOR cuenta con versiones para Android e iPhone y ha sido utilizada por periodistas y activistas para evitar la censura en países en conflicto, y hasta por hackers y geeks obsesionados con la seguridad.

“No solo los delincuentes tienen algo que oculta”, comenta Runa A. Sandvik, una de las fundadoras de este proyecto. “No se trata de esconder nada. Se trata de protegerlo. Lo que hago en internet no es secreto, pero no es asunto de terceros”, apunta esta joven haciendo referencia al negocio de los datos personales que tratan de explotar los gigantes digitales como Google y Facebook, entre otros.

Sandvik  también explica que la red TOR ofrece un alto grado de seguridad, pero aun así agencias de seguridad tienen ciertas maneras de poder monitorizar el contenido de las comunicaciones sin saber datos como la ubicación. Algo que, en sus palabras, ha contribuido a que instituciones de la naturaleza de la NSA, señalen este tipo de plataformas como incomodas para sus operaciones.