transhumanism-85

¿Qué pasará con la humanidad en 50 años? ¿Qué lugar ocuparán los seres humanos del futuro entre tantos avances científicos y tecnológicos? ¿Las máquinas lograrán desplazar a los seres humanos? Si lo pensamos un poco, la humanidad de hace 100 años no es la misma que la de ahora ni será la misma que la del futuro, sencillamente, los seres humanos somos cambiantes y modificables de acuerdo con las condiciones de nuestro entorno.

Las innovaciones como la palabra escrita, las distintas formas de sociedad, la imprenta, la máquina de vapor, el telegrama, el teléfono, la televisión, las computadoras, el internet y los robots son algunos de los cambios que, a lo largo de la historia, han causado un impacto en la forma de actuar y de vivir de los seres humanos. Este impacto ha sido paulatino; sin embargo, los cambios y avances científicos y tecnológicos que se avecinan en los próximos tiempos aseguran que serán vertiginosos, e incluso hay quienes aseguran que se extinguirá la vida inteligente, ¿será esto posible?

En este sentido, el transhumanismo afirma la posibilidad de mejorar la condición humana e incluso se basa en la premisa de que la especie humana no representa el final de la evolución, sino solamente el principio. “El transhumanismo, además de ser un concepto filosófico, es un movimiento intelectual y cultural que establece la posibilidad de mejorar primordialmente la condición humana, optimizando en gran medida las capacidades intelectuales, físicas y psicológicas, mediante el empleo de las nuevas ciencias y tecnologías, que permitan eliminas el sufrimiento, la enfermedad y el envejecimiento, e incluso aspirar en última instancia hacia la inmortalidad.”[1]

Resulta innegable el empleo de la tecnología y de los avances científicos en beneficio de la humanidad, aunque también -hay que decirlo- en su perjuicio. Es por ello que existe una extensa discusión sobre las formas éticas en que la tecnología está modificando y modificará a la sociedad en sus distintos ámbitos y campos de acción, en virtud de expandir las oportunidades que brinda la tecnología para que los seres humanos sean más saludables y longevos; además de  aumentar su potencial intelectual, físico y emocional. Pero, ¿de dónde viene el transhumanismo y a qué nos estamos enfrentando con él?

transhumanismo

Primer acercamiento

La palabra transhumanismo fue acuñada en 1957 por el biólogo y ensayista inglés Julian Huxley, quien para definirlo, establece lo siguiente: El hombre es el único agente de su propio destino y el único que tiene a su cargo el progreso de la vida a través de la ciencia y la tecnología. “El hombre sigue siendo hombre, pero trascendiéndose a sí mismo, al cobrar conciencia de las nuevas posibilidades de y para la naturaleza humana.”[2]  Esta definición difiere de la que se emplea en la actualidad, pero mantiene su fundamento.

Julian Huxley, además de ser el primer secretario general del Consejo para la Educación, la Ciencia y la Cultural de la Organización de las Naciones Unidas (Unesco) de 1846 a 1948, fue hermano de Aldous Huxley, autor de la novela de ciencia ficción Un mundo feliz. En esta novela los seres humanos están condicionados desde su nacimiento para ocupar un lugar específico en la sociedad dentro de un sistema teórico en el que la gente ni siquiera se da cuenta de que viven en una tiranía.

El movimiento transhumanista, tal como lo conocemos ahora, inició a principio de la década de 1980 y, desde entonces, han aparecido diversas posibilidades que van desde la extinción de la vida inteligente hasta un futuro transhumanista extremadamente benéfico. Algunas de esta posibilidades son:

  • Inteligencia artificial basada en redes neuronales artificiales que sean capaces de superar a los cerebros humanos más brillantes en cualquier disciplina, además de creatividad científica, sentido común, y habilidades sociales.
  • Fármacos que reducirán drásticamente la incidencia de emociones negativas en su vida.
  • Nanotecnología en el diseño y construcción de máquinas con una precisión a escala atómica, incluida la producción de dispositivos llamados “ensambladores” que permitan posicionar los átomos individualmente de forma que puedan construir cualquier estructura químicamente posible. También será posible utilizar terapias del tipo genético y otros métodos biológicos para bloquear el proceso del envejecimiento y estimular el rejuvenecimiento; además de la reparación de los tejidos en forma indefinida. Los pacientes que han sido puestos en suspensión criogénica podrán ser reanimados con una Nanotecnología avanzada, pero nada garantiza que los humanos del futuro quieran revivirlos. Es por eso que actualmente se está hablando de la criocongelación de Alcor como otra posible opción, claro, para quien pueda pagarla.
  • El mundo interconectado es ya un hecho que afecta la humanidad y sus ramificaciones se están expandiendo y permeándose en la vida cotidiana con grandes alcances.
  • La existencia post-biológica se plantea como la posibilidad de realizar unescaneo de la matriz sináptica de un individuo y reproducirla dentro de una computadora para emigrar desde nuestro cuerpo biológico a un substrato puramente digital. Siendo así, y teniendo varios escaneos de nuestra matriz, podríamos disfrutar de periodos de vida ilimitados. Por ahora, lo que ya se está llevando a cabo, al menos de manera incial, son interfaces neuro/chip para fusionar la mente humana con la computadora.

avances medicina

Se dice que todas estas proyecciones tecnológicas serán posibles en los próximos 70 años, o incluso antes. Las habilidades para llevar a cabo los planes del transhumanismo se extienden más allá de las posibilidades de los diseñadores de software, neurocientíficos, nanotecnólogos y otros gurús de la alta tecnología.

El transhumanismo no es sólo para las mentes acostumbradas al futurismo sino debiera de ser de interés para toda la sociedad. Deberíamos estar al tanto de los debates transhumanistas respecto a clonación, proliferación de armas de destrucción masiva, interfaces del tipo neuro/chip, pensamiento crítico, NLP, nemética, tecnología de microprocesadores y las leyes de Moore, sexualidad, redes neuronales, ingeniería neuromórfica, PET, MRI y otros métodos de escaneo cerebral, posibilidades de vida en Marte; películas de ciencia ficción y ficción transhumanista, teleportación, criptografía cuántica, etc.[3]

El transhumanismo es el sueño de alta tecnología de la élite para utilizar los avances radicales en la tecnología para perfeccionar el cuerpo humano y la mente y, a pesar de que los propios transhumanistas afirman que sus investigaciones y discusiones se basan en progreso perpetuo, auto-transformación, optimismo práctico, tecnología inteligente, sociedad abierta, información, democracia, autonomía, y pensamiento racional; lo cierto es que estamos ante un futuro con muchos cambios y no dependerá de los impactos que la ciencia y la tecnología generen en la sociedad, sino que, el futuro está en manos de ciertos grupos de poder que están controlando los descubrimientos científicos con el fin de eliminar a la humanidad tal y como la conocemos y que, por ejemplo, las expresiones corporales lleguen a un punto de ya no llamarse humanos (lo que se plantea como posthumanismo).

Dicho en otras palabras, el objetivo no es que todos lleguemos a ser inmortales, ni eruditos, sino  que buscan perpetuar un limitado grupo de humanos que vivan a expensas de la raza humana por medio de la capacidad de crear máquinas que actúen como humanos y que los humanos actúen como máquinas. Cabe recordar el misterio del caso de la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines que se relaciona con la patente de metal líquido.

Sin emitir un juicio de valor, hasta donde vamos, tal parece que estamos en el camino del sometimiento tecnológico. Cada vez los teléfonos celulares y las computadoras resultan ser más eficientes y confiables que los seres humanos, cada vez pasamos más tiempo dentro del mundo virtual de las redes sociales y, en algunos casos,  somos esclavos de las máquinas. ¿Hasta dónde vamos a parar? ¿Realmente estamos preparados para desaparecer como especie?

[1] https://www.transhumanismo.org/articulos/LiliaMoralesTranshumanismo.htm
[2] https://www.transhumanismo.org/articulos/LiliaMoralesTranshumanismo.htm
[3] Las investigaciones que se realizan de cara a futuro, así como los fundamentos del transhumanismo se obtuvieron principalmente de http://www.nickbostrom.com/ethics/values.html