Modo Oscuro
Imagen: Nat Geo

La situación es desesperante: una familia de gansos árticos ha anidado en lo alto de un acantilado de más de 100 metros de altura. Tres polluelos acaban de nacer y no hay alimento que le puedan ofrecer sus padres. Deben buscar los pastos que están a cientos de metros de distancia junto al río, pero primero hay que saltar.

Los polluelos saben que es la única forma de sobrevivir y el quedarse en el nido representa una muerte segura. No tienen otra opción, saltar al vacío y sobrevivir:

Aunque después de la caída sólo uno de ellos sobrevive, ahora debe enfrentar la búsqueda de comida al lado de sus padres en un clima variable y difícil.

Comentarios