mujer-gritando-celular

En el futuro un grito fuerte y profundo podría ser lo único que necesitarás para cargar tu celular. Hacer ruido podría pasar de contaminación auditiva a generación de electricidad. Al menos esa es la visión de un grupo de investigadores de la Universidad Queen Mary, quienes, en colaboración con Nokia, ha desarrollado un sistema de recolección de energía que podría ser utilizado para cargar dispositivos móviles utilizando el sonido de fondo, como el tráfico, la música, y las voces.

La clave de esta investigación publicado en la revista Advance Material está, según los expertos, en las propiedades del óxido de zinc. Elemento capaz de crear voltaje cuando es aplastado o estirado, haciendo posible convertir la energía motora en electricidad. Se utilizarían nanocables de zinc que cubrirían la superficie del celular, haciéndolo capaz de responder a la vibración y movimiento del aire que genera el sonido, que a su vez, se convertiría en corriente.

Los investigadores desarrollaron un proceso en el que pudieron esparcir químicos en los nanorods para cubrir una hoja de plástico en una capa de óxido de zinc. Luego los calentaron a 90°C, lo que ocasionó que los nanorods se esparcieran por toda la superficie de la hoja. Esta hoja tenía el tamaño de un Nokia Lumia 925. Al ser probada se observó que era capaz de generar 5 voltios, suficiente para cargar un celular.

Joe Briscoe, miembro del grupo de especialistas, comentó lo emocionante que es el poder ser capaz de crear un sistema que permita que los dispositivos móviles funcionen por más tiempo. “Esta colaboración fue una excelente oportunidad para desarrollar diseños de dispositivos alternativos utilizando métodos baratos. Esperamos haber traído esta tecnología un poco más cerca a la viabilidad”.