A nadie le gusta lidiar con un teléfono descompuesto. Pero en algunos casos, un teléfono dañado, puede llevar a algo mucho más serio que un simple inconveniente, como por ejemplo la explosión de un iPhone.

Eso es aparentemente lo que sucedió en un taller de reparación de teléfonos en Las Vegas, Nevada, donde, según los informes, un iPhone explotó y se incendió. Todo el incidente fue capturado por una cámara de video-vigilancia, que fue reportado por primera vez por la afiliada de ABC, KTNV.

El video muestra a un trabajador sentado en un escritorio cuando, de repente, un objeto en su escritorio explota y se incendia. La fuente exacta de la explosión es difícil de entender en el video, pero KTNV informa que fue un iPhone 6S.

No es la primera vez que hay informes de que un iPhone explota y se incendia. Como hemos notado antes, el hecho es que ningún teléfono es a prueba de explosiones. Las baterías de iones de litio son propensas a la combustión si están dañadas o defectuosas.

Y aunque no tenemos muchos detalles sobre este teléfono en particular, sabemos que estaba en medio de una reparación. Por lo tanto, es posible que la batería se haya dañado de alguna manera antes o durante el proceso de reparación. (ABC no identificó la tienda donde ocurrió el incidente).

Otro posible culpable, sin embargo, podría ser el daño por calor. La exposición prolongada a altas temperaturas (como las comunes en el área de Las Vegas) puede causar daños a largo plazo a la batería de su teléfono, según Apple.

De cualquier manera, el incidente sirve como un buen recordatorio de lo que puede pasar si no se utiliza adecuadamente su teléfono.

Vía Mashable

Comentarios