fuga del chapo guzman1

Joaquín Guzman o “El Chapo”, líder de unos de los principales carteles de drogan en México, se fugó la noche del sábado de la cárcel. El traficante utilizó un túnel que conectaba su celda en la prisión de máxima seguridad Altiplano, en la ciudad de Almoloya de Juárez, con el exterior.

Dicho pasadizo no era un simple agujero bajo la tierra, sino una red de túneles con alumbrado y ventilación para que Guzmán transitara por él sin problemas. Un verdadera obra de ingeniería.

“A lo largo del túnel se encontraron instrumentos de construcción, tanques de oxígeno, recipientes con combustible, madera de cimbra y tuberías, entre otros objetos”, precisó el Comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido.

Cavar el túnel por el cual se fugó Joaquín El Chapo Guzmán del penal de máxima seguridad de El Altiplano, requirió la intervención de ingenieros y al menos dos meses de trabajo para remover 2 mil metros cúbicos de tierra, en 300 camiones de volteo.

La obra fue tan exacta que logró conectar la celda número 20, del área de tratamientos especiales, donde el narcotraficante permaneció internado 14 meses, con una casa a medio construir, ubicada en la colonia Santa Juanita, a 1.5 kilómetros del penal.

“La excavación tuvo un costo aproximado de un millón de pesos; la instalación eléctrica, ventilación y un riel, otro medio millón. Por lo menos debieron utilizar unas 20 personas, además de los operadores de los camiones”, de acuerdo con el  ingeniero José Francisco Javier Martínez.

fuga chapo guzman