La UNAM, el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la Agencia Espacial Mexicana (AEM) acordaron hacer una convocatoria que permita concretar la construcción de un microsatélite mexicano que buscaría tomar imágenes del territorio nacional, útiles para cuestiones agrícolas, de exploración de selvas y bosques y para estudios del crecimiento de ciudades, entre otras aplicaciones económicas, sociales y ambientales; la cual podría concretarse durante este 2018.

En este sentido especificaron que actualmente, en el mundo ha cambiado el paradigma de los satélites, ya que se pueden hacer unos pequeños, de 10x10x10, o de 30x10x10, llamados CubeSat o microsatélites de cubo y que ya se diseñan en México, tanto en la UNAM como en el IPN, pero requieren financiamiento para acabar de construirlos, probarlos y lanzarlos, pese a que su costo es mucho menor a otro tipo de satélites.

El equipo, que se construiría en la nación y que tendría la asesoría del Centro Ames de la NASA (con sede en Moffett Field, California) -que participaría con laboratorios de prueba y con el lanzamiento al espacio-, permitirá que se ahorren aproximadamente cuatro mil millones de dólares al año por comprar imágenes y servicios satelitales para proyectos que utilizan este tipo de fotografías y que hoy se tienen que comprar.

Además de lo anterior, el otro gran beneficio de este proyecto es que permitiría que académicos mexicanos tengan oportunidad de hacer investigación respecto a transferencia y capacitación tecnológica, ya que actualmente solo son usuarios de tecnologías hechas en otros países.

Vía Gaceta Digital UNAM

Comentarios