Captura-de-pantalla-2012-11-14-a-las-13.49.15

El negro es un color generalmente catalogado como elegante, también es el tono que representa el lado obscuro: la maldad. ¿Pero cuál es el negro más negro de todos, aquél tan voraz que podría tragarse toda la luz?

La compañía británica de nanotecnología, Surrey NanoSystems, creó el negro más denso jamás existente, llamado Vantablack,  material tan profundamente atezado que es imposible distinguir sus contornos, dobleces o irregularidades; sólo se puede ver lo que hay a su alrededor.

Sus creadores dice que Vantablack “es revolucionario porque puede aplicarse a estructuras ligeras y sensibles a la temperatura como el aluminio y a la vez absorber 99,96% de la radiación incidente”. Ya que tiene una gran capacidad para absorber la luz visible.

Este invento, creado artificialmente al acrecentar un abismo de nanotubos de carbono, cada uno miles de veces más fino que un cabello humano, tiene por objetivo mejorar los sistemas de reconocimiento espacial y los instrumentos ópticos que se usan para obtener imágenes del Universo.

“Ahora estamos aumentando la producción para responder a los requerimientos de nuestros primeros clientes en el sector espacial y de defensa y ya hemos entregado nuestros primeros pedidos”, dijo en un comunicado Ben Jensen, de Surrey NanoSystems.