Modo Oscuro

Algunas investigaciones recientes apuntan a que algunos adultos mayores que padecen de pérdida del oído, han mejorado sus condiciones auditivas en entender lo que se dice en ambientes ruidosos gracias a un videojuego.

El juego es a cerca de un rompecabezas que los jugadores tienen que armar a través de pequeñas pistas que son dichas en un ambiente que permanece ruidoso. Tras dos meses de practicar en el videojuego, los adultos mayores que padecen de pérdida del oído pudieron escuchar 25% más palabras, pronunciadas en ambientes ruidosos que antes, de acuerdo con la investigación publicada por el Diario de Biología Actual. Por supuesto que no reemplazaría las prótesis auditivas, pero si mejoraría su efectividad.

Existe una controversia en entender cuanto pueden los videojuegos realmente ayudar en el tratamiento de ciertas enfermedades. Debido a que la práctica constante de un videojuego te permitirá ganar más veces, pero existe relativamente poca evidencia de que el mismo pueda ayudarte en situaciones de la vida real.

Sin embargo, los investigadores liderados por Daniel Polley de la Enfermería de Ojos y Oídos de Massachusetts y la Escuela de Medicina de Harvard, cuestiona que si un juego está bien diseñado y logra enganchar suficientemente a sus usuarios, podría funcionar como un campo de entrenamiento del cerebro. Dado que los músicos de mediana edad no parecen tener tantos problemas, como los que no son músicos, para filtrar el ruido de fondo, los investigadores crearon un videojuego para capturar algunos de los desafíos de tocar un instrumento musical.

“Todos los individuos que hemos entrenado,en estas pruebas de diálogo, en ambientes ruidosos, han incrementado su efectividad en entender lo dicho. Esto es ciencia, nada es tan consistente como esto. Fue un momento muy sorprendente.”

En EE.UU. cerca de tres de cada diez personas entre 65 y 74 años de edad, tienen algún grado de pérdida de oído. Frecuentemente vienen a la cínica diciendo: “Tengo mucha dificultad de entender lo que me dicen en Restaurantes o Eventos Familiares”; declaró el coautor de esta investigación: Jonathan Whitton.

A pesar de las muchas preguntas que pudieran acompañar una investigación como esta, bien vale la pena que las universidades y demás instituciones, sumen esfuerzos en encontrar respuestas sobre cuán benéficos pudieran ser los efectos de los videojuegos para ciertos padecimientos de salud.

Vía The Verge y Current Biology

Comentarios