Warka Water: llevando agua al fin del mundo

Cada gota es indispensable cuando se vive en escasez. Warka Water es una torre de 10 metros de altura, fabricada a mano a partir de materiales naturales, que tiene la capacidad de recolectar hasta 100 litros de agua potable desde el aire en las zonas rurales de los países emergentes.

Diseñada por el taller internacional Architecture and Vision y después de tres prototipos por fin llega a Kickstarter con una cuarta versión que pretenden llevar a las comunidades rurales de Etiopía, como explica la firma en su portal de internet http://www.plataformaarquitectura.cl.

El proyecto tomó el nombre de la cultura pastoral etíope, donde el árbol warka es una institución que sirve para dar sombra para las clases y las reuniones comunales y también alimento, combustible y agua. No obstante, las mujeres y niños caminan varias horas para recoger un poco de agua de fuentes inseguras, a menudo compartidas con animales, en permanente riesgo de contaminación, comenta Arturo Vittori, director de Architecture and Vision.

Warka Water nació como una opción a esta situación dramática, explica el sitio web chileno. Es una estructura vertical con un tejido perforado que cuelga en el interior para recoger agua del aire por condensación. La estructura de malla triangular está hecha de materiales naturales como el junco y puede ser construido por los habitantes de la aldea.

La estructura, que pesa solo 60 kg, se compone de cinco módulos que se instalan desde el fondo hasta la parte superior y se pueden levantar y ser montados por cuatro personas, sin necesidad de andamios. La torre puede obtener hasta 100 litros de agua por día. La ligera estructura, asimismo, está diseñada a través de un diseño paramétrico, lo que permite un fácil montaje y una reparación sencilla.

El Warka Water se puede construir con herramientas simples por personas no calificadas y sin la ayuda de maquinaria especial. Los materiales usados incluyen juncos, alambre de hierro, cuerdas de poliéster y tejido de polietileno.