Modo Oscuro

open

Satya Nadella, el nuevo CEO de Microsoft, ha cambiado el rumbo de la compañía. Hoy, este ingenioso hombre ha propuesto la reivindicación de Windows hacia un modelo Open Source, lo que ha dado cabida a ciertas dudas: ¿sería posible este cambio? ¿funcionaría? Mark Russinovich, ingeniero de la compañía, afirma que este nuevo camino es “absolutamente posible”.

No obstante, cabe recordar que la apertura de Microsoft a la filosofía Open Source ha sido lenta y casi nula hasta el momento. Pero desde la llegada de su nuevo líder, su apertura y alcance ha ido en mejoría, por ejemplo, Azure, la plataforma Cloud Computing de la empresa, hace tiempo que da soporte a Linux, y de hecho un 20% de los sistemas que corren en dicha plataforma lo hacen bajo alguna de las muchas distribuciones disponibles.

windows

De acuerdo con Russinovich este cambio era inevitable. Sin embargo, sorprende saber que el debate sobre apoyar esta filosofía ha sido un huracán en el interior de la empresa, por lo que aún hace falta que sus miembros se pongan de acuerdo para emprender el proyecto al cien por ciento. El mismo Russinovich afirma que el sistema operativo es muy complejo, y hacerlo Open Source no sería fácil.

“Si abres algo al Open Source pero eso incluye un sistema de compilación que hace necesarios ingenieros y tres meses para ponerlo en marcha, ¿qué sentido tiene?”, precisa el ingeniero.

Por otro lado, la idea es pertinente con el camino que Nadella ha tomando para Microsoft, una empresa cada vez más orientada a los servicios y menos a las licencias (aunque éstas siga suponiendo buena parte de sus ingresos) y que se beneficiaría probablemente de un entorno mucho más amplio de pruebas, depuración e integración en todo tipo de dispositivos y mercados.

Comentarios