Joe Belfiore, el vicepresidente de Sistemas Operativos en Microsoft, ha publicado una serie de tuits en los que, para bien o para mal, declara que Windows Phone ha muerto. Desde hace meses se reportaba a Windows Phone en cuidados intensivos, pero la compañía que creó la tercera vía en sistemas operativos móviles guardaba silencio.

Y es que tanto Belfiore, como Bill Gates, ya usan Android en sus teléfonos móviles personales, y el foco de la compañía va a ser precisamente crear un ecosistema de aplicaciones que funcionen perfectamente en Android o iOS para que los usuarios de Windows disfruten de una experiencia integrada sea cuál sea el dispositivo que usen.

El directivo también explicó que el principal problema de la plataforma ha sido la falta de aplicaciones, pese a que han trabajado duro para incentivar a los desarrolladores; por ejemplo, les han pagado y han hecho aplicaciones para ellos; sin embargo, el volumen de usuarios es demasiado pequeño para que las compañías inviertan.

Si te preguntas, ¿Qué pasará con los dispositivos que usan Windows Phone? Te decimos que por el momento nada.

Microsoft seguirá dando soporte en forma de arreglo de errores y parches de seguridad, pero no añadirá nuevas funcionalidades. Es de prever también que los desarrolladores vayan abandonando el barco poco a poco. Con la muerte de Microsoft, el mercado de dispositivos móviles pasa a ser prácticamente un duopolio a medias entre iOS y Android.

Vía The Verge