caza furtiva

Aunque los avances positivos que trae el siglo XXI se hacen cada día más notables. Todavía existen mercados negros en países asiáticos como Vietnam, China, Tailandia y Corea en donde las partes de animales se venden por grandes montos, ya que se utilizan, mayormente, en medicamentos ancestrales que, en su mayoría, han probado ser completamente ineficientes para curar lo que prometen.

Los animales asesinados de manera ilegal como tigres, elefantes, rinocerontes, entre otros, están en grave peligro de extinción y la caza furtiva de animales mueve mucho dinero vendiendo sus pelajes, marfil, cornamentas y hasta órganos utilizados en la medicina herbal china. Un ejemplo triste, es el de las 13 incautaciones a gran escala de marfil y más de 23 toneladas de marfil confiscadas en el año 2011 que se traducen en la matanza de al menos, 2,500 elefantes.

Pero la esperanza no está perdida. Se están desarrollando dispositivos tecnológicos para ayudar a evitar la caza furtiva de animales en extinción.

Este verano de 2018 se finalizó exitosamente la primera de las tres fases de prueba de una nueva tecnología contra la caza furtiva que los elefantes están usando con un collar de rastreo. Esta tecnología llamada WIPER, consiste en un dispositivo que se integra en collares de rastreo y escucha la onda de choque, o auge sónico de un rifle de gran potencia, un arma común en la matanza industrial de elefantes, rinocerontes y otros animales.

El diseño de WIPER supera dos desafíos clave para el monitoreo de la vida silvestre con equipos de alta tecnología y estos dos desafíos cruciales son la fuente de energía (mediante la creación de un modo de suspensión) y el costo (al poner los diseños en el dominio público).

WIPER proporciona alertas en tiempo real y datos de ubicación en el momento en que se dispara un rifle a 50 metros del animal con el dispositivo en el collar. Es posible que WIPER no proteja al animal que lo usa, pero ayuda al personal de seguridad a acercarse a los cazadores furtivos, lo que puede disuadir y evitar la caza furtiva.

Cómo funciona WIPER

WIPER detecta la onda de choque de una bala supersónica que viaja a través del espacio, que no puede ser amortiguada.

A diferencia de las soluciones militares y de aplicación de la ley existentes que utilizan matrices de micrófonos para localizar con precisión al tirador, WIPER emplea un único micrófono”, dice Lédeczi quien es el líder de este desarrollo. “El objetivo es detectar disparos de manera muy confiable y proporcionar una ubicación aproximada, en otras palabras, la del elefante al que se le dispara”.

Como dijimos anteriormente, el dispositivo puede detectar disparos a una distancia de hasta 50 metros, que significa aproximadamente, la mitad de un campo de fútbol.

“Los guardabosques pueden ser alertados y pueden cortar la ruta de escape de los cazadores furtivos para capturarlos”, dijo Lédeczi.

El sistema WIPER funciona con los sistemas de comunicación GSM (celular) e Iridium (satélite). Puede enviar una alerta junto con las coordenadas aproximadas (según la ubicación de GPS más reciente tomada) en un segundo. En un par de minutos, actualiza la ubicación con coordenadas actuales. “A menos que”, dice Lédeczi, “los cazadores furtivos destruyan el sensor en el proceso”.

El equipo desarrollador de WIPER probará los prototipos con Savannah Tracking, con sede en Kenia, pero en última instancia, planean lanzar los diseños y el software al dominio público. La intención es mantener el costo bajo, por debajo de $100 dólares, para que cualquier compañía de collar de rastreo pueda ofrecer la tecnología WIPER como una opción.

Período de prueba de WIPER

Durante el verano de 2018, el prototipo WIPER pasó las pruebas de la fase I en un elefante en el zoológico de San Diego, California. No hubo disparos, pero el equipo pudo ver cómo el dispositivo manejaba una amplia variedad de sonidos ambientales, incluidos muchos ruidos metálicos y vocalizaciones de elefantes, que pueden ser repentinas y ruidosas.

“Estaba recogiendo sonidos”, dice Lédeczi. “Nuestro algoritmo de detección de disparo inicial no cuantificó ninguno de esos sonidos como disparo, por lo que es un buen comienzo”.

La fase II, que prueba el dispositivo en uno o dos elefantes en la naturaleza, está programada para comenzar a principios de este mes de octubre y durará aproximadamente tres meses. Lédeczi espera recuperar los dispositivos y volver a tenerlos en el laboratorio a principios de 2019, dándole a su equipo en Vanderbilt, un semestre completo para clasificar los datos recuperados y realizar ajustes en los algoritmos para mayor precisión. El objetivo principal es evitar falsos positivos, que pueden hacer o deshacer el éxito de la herramienta en campo.

La prueba de un año de la fase III, está programada para comenzar a principios del verano de 2019, por lo que será al menos hasta el año 2020 que se lance el producto final.

Lamentablemente, los humanos son increíblemente innovadores para matar animales, ya que poseen trampas y arpones increíblemente efectivos. El sistema WIPER no protegerá a los animales de todas esas otras armas mortíferas, pero donde hay una gran cantidad de caza furtiva industrial a gran escala, se está asesinando a los animales con rifles de asalto, y es ahí donde este sistema será útil.

El equipo espera que, dentro de 3 años, este dispositivo esté instalado en cada collar de gran cantidad de mamíferos en peligro de extinción.