Hace poco la gente en Las Vegas, Estados Unidos empezó a notar algo raro en algunas palomas: algunas de ellas traían un sombrerito en sus cabezas. Al parecer, algún bromista pegó con algún tipo de adhesivo el sombrerito a estos animales y luego los soltó.

Aunque parece de risa ver a las palomas así, realmente no lo es, pues es un abuso hacia estos animalitos.

Mariah Hillman, quien dirige una organización de rescate de palomas llamada Lofty Hopes, dijo al Washington Post lo siguiente:

“Al principio pensé que era algo tierno, pero luego me pregunté cómo es que los traen puesto. ¿Se los pegaron? ¿Eso qué significa para ellas? ¿Les impedirá volar y atraerán más depredadores?”

La activista vio a las palomas “sacudiendo la cabeza, tratando de quitarse el sombrero”. “Definitivamente es pegamento”.

“O esperamos a que mude el plumaje, lo que llevará tiempo, o se lo quitamos”, dijo Hillman tras captrurar dos aves y proceder a quitarles el sombrero con un poco de aceite.

Sin embargo, un ornitólogo de la Universidad de Cornell dijo que el caso no era preocupante ya que los sombreros eran bastante ligeros; eso sí, los sombreritos podrían impedir que las palomas se den cuenta cuando baja un halcón para comérselas, por ejemplo.

Los videos de la palomas con sombrerito no se han hecho esperar y mucha gente está tomándoles video. Definitivamente la persona que capturó a las aves y les pegó el sombrero logró llamar la atención con esta forma de abuso hacia estos pichones.