Después de que Scarlett Johansson demandara a Disney en julio por supuestamente incumplir su contrato al lanzar la película Black Widow en Disney+, al parecer la empresa ha cortado todos los lazos con Scarlett, según el medio Giant Freakin Robot.

A finales de julio, Johansson presentó una demanda en la Corte Superior de Los Ángeles, alegando que Disney incumplió su contrato al estrenar Black Widow en cines y en Disney+. La demanda afirma que se acordó que su salario se basaría principalmente en el estreno en cines de Black Widow. Según los informes, Marvel acordó que la película recibiría un estreno en cines y no se estrenaría en Disney+ al mismo tiempo.

Sin embargo, Black Widow fue estrenada el mismo día en Disney+ que en los cines, rompiendo el acuerdo. Disney respondió con un comunicado en el que afirmaba que la compañía “cumplía plenamente” con Scarlett y que el lanzamiento simultáneo “mejoró” su compensación además de los 20 millones de dólares que ya recibió.

Según Giant Freakin Robot, Disney ahora ha cortado todos los lazos y proyectos con Johansson, incluida la próxima película de Tower of Terror. Esto también indica que no repetirá su papel como Natasha Romanoff en el universo cinematográfico de Marvel. Aunque su personaje fue asesinado en Endgame, era probable que regresara en algún momento dada su tremenda importancia como Avenger.

Por lo pronto, Disney ni Johansson han emitido un comunicado oficial sobre esta situación.